Seleccionar página

Diseño gráfico; ¿pero hay algo que no se haya dicho ya sobre esto?

La respuesta a esta pregunta es SI. De hecho, hay muchas cosas sobre el diseño gráfico que no se han tratado ni por encima, y esto es porque la evolución de internet ha transformado el blog en un instrumento de posicionamiento más, donde el texto está enteramente supeditado a la necesidad de generar contenido de su página materna. La mente del escritor está estructurada alrededor de palabras clave, tags y algoritmos de legibilidad, lo cual genera una maya que impide ir más allá de lo que se espera del diseño gráfico.

Por supuesto, haciendo elegantes flirteos con mis propias contradicciones, creé este blog como herramienta generadora de contenido de calidad, pero mis imperativos morales me obligan desde el principio a que dicha calidad, antes de estar al servicio de la mente matricial de Google, lo esté al del ávido lector, proporcionándole un espacio de reflexión acerca de la utilidad del diseño gráfico como hermano bastardo del arte que es.

De este modo, recorro el mundo de la creatividad desde su extrarradio, tanto hacia fuera como hacia adentro. Esto no me eximirá de exponer listas de consejos o teorías de la comunicación para dummies, pero cuando así sea, lo haré desde un enfoque enteramente excéntrico y personal, aunque no por ello menos efectivo.

Como bien dice Timothy Samara, es tan importante seguir las leyes como romperlas, pero hay que saber cuando, como y por qué hacerlo. Quiero formar parte de la evolución del diseño gráfico y para ellos me veo obligado a explorar nuevos terrenos, plantearme nuevas preguntas y abordar cada tema desde una perspectiva alejada de las habituales.

Los creativos piensan fuera de la caja. Yo quemo la caja y con las cenizas me fabrico un reloj de arena.

También puede interesarte: