El manual de identidad gráfica. Por qué deberías considerar seriamente tener uno

Por desgracia, aún existe una cultura pobre y deformada sobre lo que significa contar con un manual de identidad gráfica. Tanto nuevos emprendedores como experimentados empresarios e inversores consideran este aspecto como algo meramente accesorio a la verdadera actividad en cuestión. Sin embargo, ésta puede determinar el buen o mal posicionamiento de cualquier proyecto frente a la competencia.

En “Mercados Culturales. Doce Estudios de Marketing“, Manuel Cuadrado analiza (entre otras cosas) la importancia de la identidad corporativa en el Palau de la Música de Valencia, estableciendo estrategias que ya tuvieron buenos resultados en el Museo del Prado, el Museo Guggenheim y el Liceo, entre otros. Estas estrategias se centraban en la percepción mental de la imagen corporativa de una entidad por parte del público y desprenden la conclusión de que ésta sólo tiene sentido dentro de un enfoque estratégico.

Aunque este enfoque engloba muchos más aspectos que el gráfico, queda patente que no solo una estrategia eficaz determinará el buen o mal posicionamiento frente a la competencia, sino que gran parte de la percpción del público pasa por el filtro de la gráfica. Aunque ya hablamos en otro post sobre la importancia del logotipo, en este caso lo haremos de la base sobre la que éste se asienta: el manual de identidad gráfica. Para ello hemos puesto como ejemplo el manual que diseñamos en el rebranding  para la empresa de marketing Allaround Digital.

Identidad-corporativa-empresas

Qué es un manual de identidad gráfica

Fijaos que decimos identidad gráfica y no corporativa, porque entonces nos estaríamos refiriendo exclusivamente al ámbito de la empresa privada y no estaríamos teniendo en cuenta a entidades como fundaciones, organizaciones culturales o iniciativas particulares.
Un manual de identidad es un documento que establece las normas gráficas y de comunicación sobre las que se asentará una compañía, servicio, producto o institución. Éstas normas tratan aspectos como el logotipo y sus variantes, las tipografías, los colores y las normas de presentación general en cualquier medio de comunicación. También establece como será la papelería oficial y las principales presentaciones en soporte digital, tales como páginas web o aplicaciones móviles.

Philippe Starck “Cuando diseño no considero el aspecto técnico y comercial, sino los sueños y deseos de la gente para quien está enfocado el proyecto u objeto.”

Por qué es tan importante

Este manual se encarga de mantener el espíritu gráfico de la entidad inmutable, universal y lo más permanente posible en el tiempo. Además asegurará a la marca permanecer fiel a su espíritu original frente a terceros como proveedores de artes gráficas, agencias de publicidad o de diseño. Es muy frecuente que éstos últimos no pidan el manual de identidad a no ser que la propia entidad exija su entrega y cumplimiento.

Manual de identidad

Por qué tiene que estar vivo

El tiempo en términos de diseño gráfico es directamente proporcional al de nuestras vacaciones; pasa volando y a su fin hay que replantearlo todo de nuevo. La irrupción de internet y los nuevos dispositivos móviles, (los cuales, atención a esto, nunca dejaran de evolucionar y cambiar) obligan al manual de identidad a convertirse en un organismo abierto y mutable, que considere adiciones constantes y algún restyling de vez en cuando.

El público como masa tiene comportamientos colectivos, y uno de ellos es su espectacular capacidad para aburrirse con rapidez. Así, lo que hace un par de décadas era una norma de oro, como lo fue la inmutabilidad de la marca, hoy como se ha convertido en sinónimo de “no evolución”. Si bien, grandes identidades instauradas en el imaginario común como NASA, Nike o Coca Cola se mantienen más o menos fieles a su identidad tradicional, aquellas que no tienen un valor de comunicación tan grande sobre la población tienden a ser mucho más flexibles con la mutabilidad de su marca.

Manual de identidad

Conclusión

Si perteneces a ese nuevo gremio de estrellas del rock laboral llamado “emprendedor” o bien si tienes un negocio o proyecto estable que quieras potenciar con una nueva identidad, ten la imaginación de ir más allá del ultra-abusado logotipo y piensa en el “big picture”. Una identidad es mucho más que eso; es una estrategia con un estudio preliminar y unos resultados concretos, así que trátala tan bien como a tu business plan o tu asesoría fiscal, pues será un actor esencial a la hora de determinar el éxito de tu actividad.

También puede interesarte:

Dinos en qué podemos ayudarte

Contacto